Planificación para el proceso de compra de una asesoría

Enviado por: Izquierdo Motter 8 febrero, 2021 No hay comentarios
Planificación para el proceso de compra de una asesoría o despacho

¿Qué aspectos se deben tener en cuenta para una correcta planificación en el proceso de compra de una asesoría?

La compra de una asesoría no es un proceso fácil, y la posterior integración de la misma tampoco. Por eso es muy importante la planificación para el proceso de compra de una asesoría. Nos ayudará a llevar a cabo la operación de forma correcta y organizada.

Muchas veces uno se concentra en el proceso de negociación de la compra y olvida algo tan fundamental como la integración. Por ello, para la planificación del proceso de compra de una asesoría se deben tener en cuenta diversos factores.

Aspectos a tener en cuenta durante la negociación para la compra de una asesoría

  • Rentabilidad del despacho: la valoración del negocio ya no se basa tanto en la facturación del despacho, sino en su rentabilidad anual. Por esta razón, para la venta es necesario trabajar durante un periodo de tiempo la rentabilidad del despacho. De forma que ésta se sitúe en unos mínimos atractivos, poniendo la remuneración de los socios en precios de mercado. Si nos situamos por encima de este porcentaje, nuestro despacho valdrá más y habrá más interesados en su compra.
  • El coste salarial del despacho: en los años previos a la venta del despacho, hemos de conseguir que la masa salarial no supere unos porcentajes sobre los ingresos. Es decir, optimizar el gasto de personal respecto a los ingresos. Nos encontramos situaciones en las que se descartan compras por el hecho de que la ratio de la masa salarial está por encima del recomendado. Además, esto es habitual en despachos de cierta antigüedad. Suele ser el caso de los despachos en los que los socios están a punto de jubilarse. Prever esta cuestión con antelación a la venta, puede darnos la posibilidad de poder mejorar esta ratio, aunque no sea tarea sencilla.
  • La facturación por cuotas y no cuotas: hemos de olvidar el modelo de negocio “Todo incluido” y delimitar bien a nuestros clientes. Sobre todo a los nuevos, qué tienen contratado y qué se les factura aparte. Despachos con contratos con los clientes donde se delimita perfectamente el alcance del servicio incluido en la cuota y con un mayor porcentaje de facturación de extras sobre los ingresos totales, tienen una mejor valoración por parte del comprador. Por tanto, antes de poner el despacho en venta, debemos tener el máximo de contratos firmados con nuestros clientes. Además de facturar todo aquel servicio que no se incluya.
  • Tipo de clientes: si los clientes son sociedades, con un mayor tique medio con respecto a los autónomos, siempre son más atractivos a la hora de valorar el despacho para su compra. Por tanto, si queremos que nuestro precio del despacho mejore, intentemos mejorar también nuestra tipología de cliente.
  • Papel de los socios en el despacho: cuanto menos necesarios sean los socios para el funcionamiento del despacho, más valdrá. Por tanto, se recomienda que antes de la transmisión los socios vayan delegando funciones en su equipo.

Valores del despacho tras la integración

  • Papel de los socios vendedores después de la integración: periodo de permanencia, remuneración, responsabilidades…
  • Cultura del despacho: hemos de pensar que la forma de trabajar, el tipo de clientes y la forma de relacionarse con los mismos, debe ser lo más parecida posible a la nuestra. Se debe evitar problemas graves de integración tanto del personal como de los clientes.
  • Tecnología utilizada: compatibilidad de su ERP con nuestro ERP.

Como se puede ver, a la hora de comprar el despacho no sólo debe tenerse en cuenta el precio del mismo. El proceso es mucho más complicado. En Izquierdo Motter te ayudamos a visualizar todos los escenarios para que la compra del despacho sea efectiva para tu negocio.

Mejorando estos aspectos, mejoraremos la valoración del despacho. En Izquierdo Motter nos atraen los proyectos en los que el socio de un despacho nos dice “en 3-4 años me jubilo y deberé vender mi negocio quiero empezar a preparar esta venta” que aquellos que nos llaman y nos dicen: “necesito vender ya mi despacho”.

Nosotros recomendamos siempre que se prepare el despacho para su venta futura con un mínimo de 3 años de antelación. Podremos mejorar estos aspectos cuantitativos y cualitativos y su despacho valdrá más el día de su venta.

Ante cualquier cuestión de este tipo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Deja una respuesta

*

He leído y acepto la política de privacidad.